Desde la impotencia, desde la indignación.

Lee, comenta, y si te apetece publicar, contactanos.

Pincha aquí para entrar